lunes, 7 de marzo de 2016

Los domingos de Victoria Iglesias.



Allá por 1996 Susan Sontag escribió en su "Sobre la fotografía": -Hoy todo existe para culminar en una fotografía. 
Hoy, veinte años más tarde, en plena era de las cámaras digitales y los smartphone, de Instagram y los selfies, esa afirmación se hace más real que nunca. Y es que pese a que siguen habiendo grandes fotógrafos y fotógrafas, pienso que es mucho más difícil encontrar a esos que, primero aprendieron a ver y después a disparar, a disfrutar de ese 1/125 de seg. y a entenderlo. En definitiva, a que culmine en fotografía un instante preciso. Como decía Cartier-Bresson a alinear la mente, la mirada y el corazón.

Sin embargo, por casualidad, en una publicación dominical vi una foto que me llamó la atención, y así, encontré a una fotógrafa que reúne todas esas cualidades. Además estoy seguro que muchos de los que leáis esto, habréis visto más de un retrato suyo, ya que nada más y nada menos ha publicado en: Panorama, El país Semanal, Tentaciones, el Magazine de la Vanguardia, Viajar, ParisMatch, XLSemanal, Interviu, Cosmopólitan, Vogue, y muchas otras.


Juan Diego. Foto por Victoria Iglesias.


Entrevista a 
Victoria Iglesias.

Jorge. ¿Por qué te hiciste fotógrafa?

Victoria. Me hice fotógrafa por casualidad, o porque el destino lo tenía así previsto, no lo sé. 
Me trasladé a vivir a Madrid para seguir mis estudios de periodismo. Casi sin querer, y de forma muy anecdótica, a través de Fernando Múgica, al que tampoco conocía, comencé a trabajar en una revista que se llamaba Panorama (Grupo Zeta), en la sección de fotografía. 
A la vez que estudiaba para los exámenes 
(ya que apenas tenía tiempo de ir a la Facultad) iba aprendiendo a ver diapositivas, escribir, cortar teletipos…a hacer fotos; y muy pronto empecé a publicarlas.
Con el tiempo, se convirtió en mi trabajo, mi sufrimiento, mi vocación y mi pasión. 
Yo no lo sabía, entonces; pero la fotografía vino a buscarme a mí.

Jorge. ¿Cual es ese proyecto que siempre has querido hacer y aún no has podido?

Victoria. Tengo pendiente la publicación de un libro de retratos e historias. Si no lo consigo, próximamente, tendré que intentar un crowdfunding, supongo; pero últimamente, la verdad es que no he tenido tiempo de retomar este proyecto.

Jorge. ¿Cual es el retrato más difícil que te ha tocado hacer?

Victoria. El retrato más difícil... es el que todavía no he hecho. 
Pero es verdad, que hay personajes más difíciles de retratar que otros, más por su disposición o carácter que por su físico.

Jorge. ¿El más fácil?

Victoria. No hay retrato fácil. Hay fotos y sesiones con las que disfrutas más que con otras.

Alaska

Alejandro Amenavar


Jorge. ¿A que personaje histórico te hubiese gustado retratar?

Victoria. Si hubiese nacido en otra época, me hubiera fascinado ir detrás de Gerda Taro; aunque le hubiera cambiado ese final tan dramático (la forma en la que murió me entristece mucho). Me hubiera gustado, también, perderme por la India de, y con, Gandhi.
Nelson Mandela hubiera sido un gran retrato para mi cámara y un placer para mi persona. 
Me quedé con ganas de haber conocido a Gabito ( Gabriel García Márquez) cuando estuve en Colombia.
Si el trabajo me hubiera llevado a conocer a Teresa de Calcuta, hubiera estado muy agradecida.
Durante un tiempo, el subcomandante Marcos, me tuvo embelesada; pero no apareció de improvisto en la selva Lacandona, cuando estuve por allí con los zapatistas. 
Y tampoco nos sorprendió con su visita, Muamar el Gadafi, con la que especulamos un grupo de periodistas que fuimos invitados a conocer Libia. (Una mañana vi un coche oficial atravesar la Plaza Verde en Trípoli, y pensé que ahí iba él, intenté correr hacia el coche, pero alguien me paró, enseguida me di cuenta que no era una buena idea)

Libia


Jorge. ¿Alguna aventura y desventura trabajando para las revistas en las que publicas?

Victoria. Aventuras hay muchas, pero sería muy largo relatarlas.
Desventuras: antiguamente, que te perdieran los carretes, que se olvidaran de firmar tus fotos, o que la imprenta las dejara desprovistas de color y definición; esto último, pasa continuamente en las tiradas, tan grandes, de ejemplares. Me pasa ahora, también.

Jorge. ¿Que equipo utilizas?

Victoria. Actualmente uno muy básico; ya que antes tenía hasta una Hasselblad, preciosa, entre otras. Mi cámara es una Canon Eos 5D MarkII y un 24-105mm.
Penélope Cruz. foto por Victoria Iglesias.

Jorge. ¿Algún consejo para los que empiezan?

Victoria. Que aprendan a fotografiar como si tuvieran una cámara analógica, que hagan el ejercicio de no mirar las fotos hasta llegar a casa, que tapen la pantalla y que disparen en el modo manual.
Por otro lado, que sean humildes y respetuosos con las personas y lo que fotografían. El ego está muy desarrollado en esta profesión.

Jorge. ¿Estás trabajando en algún proyecto que podamos ver próximamente?

Victoria. Sí. Pero hasta que no los acabo no me gusta contarlos, porque no sé si se quedarán en el camino.
Lo más inmediato será una exposición en el hotel Palace de Madrid, en Abril, junto con Jordi Socías, en la rotonda,  sobre escritores, con motivo de 4ºcentenario de la muerte de Cervantes, dentro del programa oficial de los actos en su nombre.

Y hasta aquí, y a por veinte años más, la entrevista de esta gran fotógrafa.

Ahora cuando voy a desayunar el fin de semana, busco alguna de esas publicaciones, y es que desde entonces, los domingos son un poco de Victoria Iglesias.





Espero que os haya gustado tanto como a mi, Y si aún no la seguís en redes, aquí están sus enlaces:
Twitter: @viglesiasphoto
Instagram: viglesiasphoto

Atentamente,
Jorge.


No hay comentarios:

Publicar un comentario