viernes, 15 de julio de 2016

En Paris con la XT2

Una de las cosas buenas de trabajar para Casanova Foto es que de repente, un día cualquiera, te llega un e-mail del jefe y te dice: “El jueves que viene te vas a París, a la presentación de la nueva cámara Fujifilm X-T2“. Un rato más tarde te llega otro e-mail de Fujifilm con los billetes de avión y el planning de los tres días del evento. Día 1, presentación y rueda de prensa de la nueva y esperada X-T2, y catering. Día 2, prueba de la cámara en el circuito de Le Mans durante todo el día y cena en el hotel. Día 3, desayuno y feedback con Fujifilm y vuelta a Barcelona.

Bueno, pues genial, vamos a París.

Llega el jueves en cuestión y me presento en el aeropuerto de El Prat de Barcelona. Un poco expectante por los problemas de retrasos que estaba habiendo esa semana, me siento en la terraza que hay después de haber hecho el check-in y en seguida veo aparecer a David Airob (X-Photographer) y a Joan Vendrell de Naturpixel.com, les hago unas señas para que me reconocieran y esperamos al embarque tomando un café. Obviamente la tertulia fue sobre las cámaras Fujifilm y más en cuestión sobre la esperada X-T2. Algunos de ellos habían tenido la oportunidad de probar un modelo de preproducción y al parecer la máquina prometía.

Al cabo del rato nos reunimos con Irene Alemany, Joan Girons y José Marquez de Fujifilm e Iker Morán de Quesabesde.com ya listos para embarcar y salir volando hacia París.

Una vez aterrizados y ya en el hotel, fuimos a comer algo y directos a la presentación.





La presentación fue genial, nos dieron todos los detalles técnicos que ya sabéis de sobras respecto a la cámara y nos explicaron las intenciones de Fujifilm para con su nuevo modelo. Aunque esta última parte, la de las intenciones, tal vez sí que llamó un poco más la atención entre muchos de los asistentes, ya que lo que quiere Fujifilm con la X-T2 es llegar a cubrir ese ámbito que aún se les escapaba en fotografía, que es la fotografía periodística más exigente como por ejemplo la deportiva. Ya es común ver a muchos profesionales con cámaras sin espejo en encargos para bodas, o de documental y viajes, pero según contaban el fotoperiodismo de primera línea aún se estaba resistiendo a los encantos de este sistema de cámara.
Por supuesto la excursión que íbamos a hacer al circuito de Le Mans cobraba todo el sentido, así que después de picotear algo y trastear con las cámaras un rato me fui al hotel a descansar y estar listo para las pruebas en circuito.






Después del desayuno nos dieron las preciadas cámaras a los más de doscientos fujistas que fuimos al evento y cogimos el tren con dirección Le Mans.
Durante el trayecto pudimos aprovechar para trastearla un poco más e investigar las novedades del menú y hacernos un poco a ella antes de las carreras.
En general la sensación de la cámara en las manos es muy similar a la de la Fujifilm X-T1, pequeños cambios estéticos y tal vez algo mas de peso, pero sin duda quien ya tenga una X-T1 sabrá hacer el cambio sin problema alguno. Es una cámara ágil, muy bien acabada y se siente bien en las manos. Ahora solo faltaba la prueba de verdad.





















Ya en el circuito, la gente de Fujifilm nos dividió en grupos para ir a diferentes zonas y probar dos ópticas, el fenomenal Fujinon XF 16-55mm f/2.8 R y el 50-140mm f/2.8 R con el multiplicador.

La sensación general de mis compañeros de viaje en cuanto a la respuesta de la cámara en estas condiciones yo creo que fue bastante buena. Yo personalmente creo que la cámara se comportó perfectamente, el nuevo sistema de autofocus me pareció muy bueno en las condiciones en las que estábamos trabajando, (mucho contraluz, postes, vallas y personas de por medio) y el enfoque por seguimiento respondió sin sufrir apenas.

En cuanto a calidad de imagen tampoco vamos a descubrir nada nuevo, los resultados a nivel de detalle y rendimiento de ISO son estupendos, incluso más que el de la X-T1, cosa que era de esperar.

En cualquier caso esto va de fotografía así que aquí os dejo algunas de las tomas que pude hacer.












Y hasta aquí mi fin de semana en París con la Fujifilm X-T2. Si tenéis alguna pregunta o queréis saber algo en concreto no dudéis en enviar un e-mail o pasaros por Casanova Foto. Además ya se puede reservar para ser uno de los primeros en tenerla cuando empiecen a llegar en septiembre. Y por si os lo estáis preguntando, sí, yo ya la tengo reservada.


Espero que os haya gustado.
Atentamente,
Jorge.

No hay comentarios:

Publicar un comentario